Un nuevo campamento, 25 años después

Un nuevo campamento, 25 años después

Como cada verano, el Polideportivo Municipal abre sus puertas para que muchos niños puedan disfrutar de la Colonia de Vacaciones.

Claro que, no podemos pensar en despedirnos de estas lindas mañanas sino tenemos el tradicional campamento que nos indica que estamos terminando nuestras vacaciones.

 

Un poco de historia

Corría el año 1993 cuando dos jóvenes entusiastas asistían a las clases de gimnasia en colchoneta de la mano del inolvidable Profesor Ismael Lo Giudice.

Sin perder esas ganas de juventud, presentaron su proyecto deportivo en el Municipio y empezaron a darle continuidad a la propuesta, encabezando la Colonia de Vacaciones y dándole forma al Área de Deportes, inexistente en aquellos años.

Los Profesores Pablo Alberto Yung y Ariel Abascal- ambos higuerenses- celebran hoy, 25 años al frente de este espacio, realizando el campamento en el mismo lugar que en aquel entonces.

“Aún recuerdo el primer campamento, la anécdota: bajo la gestión de Amado Escudero, su Secretario Sergio Godoy era quien coordinaba con nosotros las actividades, citamos a los chicos para partir y los colectivos no llegaban, me acerco a Sergio con quien tenía una relación de confianza y me dice “ya llegan, enseguida”; al cabo de un tiempo vuelvo a consultar y me dice “pasa que me olvidé de avisarle a los colectivos”; recuerda Pablo divertido.

A lo largo de los años, uno aprende siempre algo nuevo y realiza balances que para estos profes resultan positivos, “te cruzas con chicos de nuestra edad prácticamente, te sentás a hablar y recordas anécdotas hermosas, ellos tienen los mejores recuerdos y eso te gratifica enormemente, significa que hemos hecho un buen trabajo”; comenta el Referente de Deportes.

Por supuesto que toda tarea bien hecha requiere de una programación, de una planificación que no ha sido pasada por alto en la gestión que lleva adelante el Docente, “la planificación es estratégica y fundamental en este trabajo, teniendo en cuenta alternativas, siendo flexible, …esto nos permite sentirnos seguros del trabajo sin improvisar, ser sistemáticos, todos saben que tienen y que no tienen que hacer”; aclara.

El tiempo transcurrido ha permitido consolidar el equipo de trabajo, considerando que algunos ya no están, pero otros se han incorporado. Estar al frente de grupos de diversas edades requiere también de la propuesta de diferentes actividades para incentivar y entusiasmar a los colonitos.

“Hoy podemos decir que los profes colaboran en forma excelente, tenemos un gran grupo que nos permite compartir e intercambiar ideas, con Ariel hace falta nada más mirarnos, para entendernos, el deja librado a mí las cosas y yo también a él sintiendo que estamos en la misma frecuencia, los demás profes y colaboradores han sido alumnos nuestros, saben cómo pensamos y entienden que tratamos de minimizar errores y situaciones complicadas, pero ahí está la tranquilidad, serenidad y seriedad como para poder resolverlas”.

Con su humildad, el Profe Pablo no pasa por alto el agradecimiento a todo su equipo, “somos uno solo, nos ayudamos siempre”, pero tampoco deja de lado el personal municipal, “desde el que corta el pasto, limpia la pileta, las chicas de administración, los chicos del corralón, las áreas municipales que colaboran, ni que decir del Ejecutivo a cargo, esto no tiene que tener fin”, sostiene.

Finalmente enfatiza la necesidad clave de darle continuidad a la propuesta, “Nosotros creemos que es clave seguir más allá de la cara visible, es dinero muy bien invertido y eso debe ser tenido en cuenta”.

Este campamento no será seguramente uno más para Pablo y Ariel, tendrá ese plus especial de los años vivenciados, de las experiencias adquiridas, del entusiasmo al organizarlo, que está ahí intacto: “tenemos las mismas ganas que aquel primero de hace 25 años atrás”; señala Pablo.

 

 

social position

Share this post